Reserva Natural Laguna Blanca

Pese al enorme territorio y a la gran diversidad de ambientes naturales que posee  Catamarca, es la provincia argentina con menos áreas protegidas. De hecho, es la única que no tiene un parque nacional. Sin embargo, el área natural protegida por excelencia en la provincia es la Reserva de biósfera Laguna Blanca. Se trata de una reserva natural provincial creada en el año 1979 con la finalidad de proteger a la vicuña (Vicugna vicugna), que se encontraba en un serio peligro de extinción debido a la caza indiscriminada por el uso de su codiciado pelaje. 

Reserva natural de biósfera Laguna Blanca, departamento Belén, Catamarca, Argentina

Hoy en día la reserva cuenta con 770.000 hectáreas distribuidas entre los departamentos Belén y Antofagasta de la Sierra. Dentro de este enorme territorio hay lagunas y otros humedales que sustentan una gran diversidad de aves, tales como parinas, patos, garzas, etc.
La UNESCO incorporó a esta reserva dentro del programa MAB (El Hombre y la Biósfera) en el año 1982, dándole de esta manera una mayor entidad como reserva natural.


Paisaje de Laguna Blanca, en Belén, Catamarca, Argentina


Clima y regiones

La zona de la reserva es de clima árido con lluvias estacionales, las cuales se concentran principalmente en los meses de verano. Se estima que las precipitaciones rondan los 200 mm de promedio anual. Teniendo en cuenta que la altitud supera los 3000 msnm, las temperaturas son muy bajas. Solo cuando hay ocurrencia de viento Zonda o en algunos días de verano puede haber un ambiente cálido. Eso sí, las noches son frías en toda estación.
La región fitogeográfica predominante en el territorio de la reserva es la Puna y en menor medida el Alto Andino. La vegetación es muy escasa y achaparrada debido a la rigurosidad del clima. Se trata de una estepa en la que predominan pastizales y arbustos pequeños, suficiente para alimentar y proteger a las vicuñas y otros animales nativos. En zonas superiores a los 5000 o 6000 msnm, como el cerro Laguna Blanca, se observan glaciares y muchas veces después de una tormenta de verano quedan completamente blancas las cimas, como pueden ver en las fotos. De hecho, en esa época estival las zonas bajas se suelen inundar, llegando a tapar de agua la ruta provincial 43, que recorre gran parte de la reserva.


Efecto Foehn en la zona de la reserva natural Laguna Blanca. Este efecto permite la filtración de humedad por ciertas zonas

Estepa arbustiva entre los cerros de colores de Laguna Blanca, Catamarca

Zona inundable de Laguna Blanca. De fondo el cerro homónimo cubierto de nubes y nieve.

Cuando recorremos la ruta provincial 43 camino a El Peñón, nos encontramos con grandes estepas en las que podemos visualizar a las simpáticas vicuñas. Es una zona ideal para hacer un safari fotográfico a modo de turismo ecológico, como pueden ver en las siguientes fotografías.

Dos vicuñas pastando en la reserva natural Laguna Blanca, Catamarca, Argentina

Vicuña posando para la foto con el gran cerro Laguna Blanca, Catamarca, Argentina

Dos hermosas vicuñas (Vicugna vicugna) en la Puna de Laguna Blanca, Catamarca, Argentina

Vicuñas (Vicugna vicugna) con el cerro Laguna Blanca de fondo

Ubicación de la reserva

Se encuentra al norte del departamento Belén y en el este del departamento Antofagasta de la Sierra. Desde la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca se deben recorrer unos 450 km hasta llegar a la parte sur de la reserva. El viaje se debe hacer tomando la ruta nacional 38 hasta la localidad de Chumbicha y allí tomar la ruta nacional 60 que empalma con la 40 una vez que pasamos la localidad de Aimogasta. Allí tomamos hacia el norte y nos dirigimos a las ciudades de Londres y Belén. Seguimos hacia el norte hasta llegar a la localidad de El Eje, donde debemos tomar hacia la izquierda por la ruta provincial 43, que nos llevará hasta Laguna Blanca una vez que pasemos la cuesta de Randolfo.


Mapa de la provincia de Catamarca y ubicación de la reserva natural Laguna Blanca

ir arriba